Main menu

Un blog es una web que “a menudo” publica enlaces ‘ilegales’

Escrito por Juanjo Marcos el 11 de Abril de 2011

A través de Bitácoras he podido leer la noticia publicada en Mangas Verdes sobre la nueva “guía para el buen uso de Internet”.  Se trata de un documento editado por Promusicae, Sgae y FAP, para ‘orientar’ a padres, profesores y menores.  En dicha guía nos encontramos la siguiente definición:

Blog: Abreviatura de “web log”, un diario o revista que se publica en Internet. Los blogs a menudo se utilizan para publicar enlaces a archivos, que pueden ser copias ilegales de música, películas u otros ficheros multimedia.

Es decir, una guía que pretende promover un uso correcto de Internet en la población nos induce a pensar que los blogs son un hervidero de enlaces a contenidos ilegales y que, por lo tanto,  entiendo que se deberían evitar o tratar con el máximo cuidado dentro de "un buen uso de Internet".

En otra definición de la guía también se indica que los servidores de alta capacidad "con frecuencia se utilizan para compartir ilegalmente música, cine y contenidos televisivos".  Con esta definición de nuevo volvemos a reforzar la idea de que todos los contenidos que se manejan en internet están relacionados con la industria audiovisual lo que, evidentemente, no es cierto en absoluto.

Personalmente me resulta indignante que tengamos que aguantar una continua criminalización del uso que le damos a los soportes digitales (cuyo canon ha sido declarado ya ilegal en diferentes sentencias), a internet en general y ahora a nuestros blogs en particular.

Los blogs representan una de las mejores y más completas vías de difusión de nuestras opiniones y conocimientos.  Y como tal debería figurar en cualquier guía de "buenas prácticas en internet".

Estas entidades que tanto se preocupan de la protección de los derechos de autor deberían dejar también muy claro el enorme favor que Internet hace a la difusión de contenidos y a la accesibilidad de la cultura.  Estamos cansados de que se defienda un modelo de comercialización de contenidos que impide obtener una obra cuyo stock se ha agotado, o que impone el consumo de "lo más vendido" a base de acaparar escaparates y estanterías. Y por supuesto, no puedo considerar "éticamente correcto" el uso de una guía para padres y profesores como vehículo para promocionar una serie de servicios 'online' afines a las asociaciones que publican la guía.

En actuable ya han publicado una acción en contra de la campaña.  Os invito a firmarla.