Main menu

Vacaciones para ¿desconectar?

Escrito por Juanjo Marcos el 19 de Junio de 2011

Hace ya varios años que utilizo las redes sociales tanto personalmente como por motivos evidentes del trabajo.  Y también llevo tiempo usando mi smartphone como medio de conexión a la red allí donde vaya.  Sin embargo, nunca como este año había logrado una experiencia de conexión tan satisfactoria durante mi última semana de vacaciones.

Y es que no puede decirse que estas vacaciones hayamos “desconectado” en absoluto.  El binomio del tablet con Android Honeycomb (un Acer Iconia Tab A500) y el teléfono Android Gingerbread (un exquisíto y tremendamente satisfactorio Samsung Galaxy SII) junto con el avance y el notable aumento de la popularidad de las redes sociales nos han permitido mantenernos en contacto permanente con el mundo a través de Internet.

Google nos ha guiado por carreteras y caminos gracias a su sistema de navegación basado en Google Maps.  Al llegar al destino 4square ha recogido puntualmente nuestra posición y nos ha permitido distribuirla al resto de nuestros amigos a través de Twitter y Facebook.  La comunicación directa con las personas a través del correo electrónico y WhatsApp ha funcionado como al seda. Y Sugarsync es una autentica maravilla sincronizando las fotos y la información entre todos los dispositivos.

La conexión 3G sí ha sido francamente decepcionante en varios puntos de Ibiza.  A cambio la red WiFi (gratuita) del hotel ha sido una grata sorpresa y en varios puntos de la isla hemos disfrutado también de varias zonas WiFi de aceso libre.  ¡A ver cuando extendemos esa costumbre a nuestros aeropuertos como un servicio universal y gratuito!

Sobre el uso de las redes sociales, detalles francamente deliciosos como recibir una respuesta de @CBbC_Ibiza (un impresionante local a pie de playa) al mencionar en Twitter que habíamos llegado a Cala Bassa. ¡Eso es llamar la atención de un cliente! O que la relaciones públicas que promocinaba una fiesta en un hotel te agregue a su Facebook para mantener el contacto.  O descubrir que el “mayor” del aeropuerto en 4square es uno de los taxistas que transporta allí a los viajeros.

Casi sin darnos cuenta, y de la forma más natural, hemos logrado incorporar internet y las redes sociales ya no solo a nuestra vida cotidiana, sino también a una nueva forma de viajar, de descubrir destinos, comunicarnos con la gente que comparte intereses comunes y contar nuestras experiencias a toda la comunidad.  Va a ser divertido seguir viendo hacia dónde evolucionamos.