Main menu

Cumpliendo uno de los sueños de mi vida

El pasado viernes por la mañana tuve la suerte de cumplir uno de los sueños de mi vida, y pude hacerlo en uno de los entornos más impresionantes del planeta: ¡saltar en paracaídas en Dubai!

Indudablemente saltar en paracaídas es una experiencia alucinante.  Pero hacerlo en Dubai, con el cielo más azul que te puedas imaginar y con unas vistas prácticamente ilimitadas es algo difícil de expresar con palabras.  Además del propio salto, la posibilidad de ver algunas de las construcciones más impresionantes creadas por el ser humano, como las islas con forma de palmera o el edificio más alto del mundo hace que casi no te puedas creer lo que estás viviendo.

La experiencia es inigualable. Salté en tándem con un monitor alemán llamado Frank, y que dedicó todo su tiempo a recordarme que solo tenía que preocuparme de disfrutar y pasar un buen rato. Junto a nosotros saltó Kenny, que se encargó de hacer las fotos y la grabación en vídeo.

Tras los trámites y papeleos iniciales Frank me ayudó a colocarme el arnés, me explicó los pasos y posiciones básicas para el salto, aterrizaje, etc. y montamos en la avioneta con varios compañeros de aventura más.

El momento de aproximación a la puerta abierta del avión es realmente terrible, pero en el momento que saltas con el suelo a 4000 metros de distancia y durante el minuto de caída libre fui la persona más feliz del universo. No hay palabras. Una vez que se abre el paracaídas ya puedes quitarte las gafas y disfrutar con más calma del impresionante paisaje de un Dubai totalmente despejado y con una visibilidad envidiable. Es como visitar Google Maps en primera persona! Incluso Frank me dio la oportunidad de manejar unos segundos la dirección del paracaídas.

En el aterrizaje ya estaba Kenny esperándonos para las fotos finales. La experiencia incluye la entrega de un DVD con el vídeo y un CD con unas 80 fotos de la aventura. Un recuerdo para toda la vida.  Aquí os dejo el video: